Aburto, quien no terminó su mandato como intendente, pretende ser diputado nacional por Santa Cruz

El ex intendente de Río Gallegos, hoy en Servicios Públicos, tiene como intención volver a someterse a la voluntad popular, apelando a la desmemoria de un pueblo que, mediante ley de lemas, lo depositó en el sillón del palacio comunal, el cual terminó por quedarle grande y renunció en febrero de 2002.

La política en Santa Cruz regala constantemente imágenes insólitas, como la resurrección de figuras que ya se presumían extintas en la política como el ex gobernador interino Sancho o el caso de Héctor Aburto, quien fuera intendente y se fuera prematuramente del cargo, pero la falta de personas consensos y de llegada en lo popular animan a cualquiera a postularse, con elecciones de medio término, legislativas, que se darán durante este segundo semestre y en la cual se renovarán tres bancas por Santa Cruz. 

En esa incertidumbre política y la falta de figuras, hay quienes apelando a la desmemoria y a la ausencia de figuras fuertes, envalentonan a varios y uno es el caso del ex intendente que volvió al ruedo durante la gestión actual en la Gerencia provincial, Obras y Gestión Territorial de Servicios Públicos Sociedad del Estado, desde donde pretende ir sumando voluntades, en un rol en el que le tocó acercarse a la realidad de los barrios, algunos de los cuales aún no obtienen respuesta a sus reclamos, como los del oeste de la ciudad que el condujera. 

Sin embargo, el lanzamiento de su precandidatura dentro del Frente de Todos, poca repercusión tuvo en redes sociales y da a pensar que es un sondeo previo para ver su grado de llegada en la opinión pública. (El Diario Nuevo Día) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *