Puerto San Julian

La estrategia del gobierno de Santa Cruz para comenzar el año electoral en calma

En un verano que transcurre, comparándolo con un 2022 vertiginoso, tranquilo, desde el Frente de Todos avizoran un panorama complejo en cuanto a los votos y si bien, todavía no se definen quienes serán los candidatos a cada cargo por renovar, el oficialismo provincial sabe que debe caminar derecho estos meses para evitar sobresaltos en las urnas.

El 2023 ya comenzó y poco a poco la carrera electoral comenzará a correrse, aunque falta definir quienes la correrán por cada uno de los espacios políticos tanto a las intendencias y la gobernación provincial, en medio de un clima de hastío de la gente que sólo mira con atención los indicadores inflacionarios, la búsqueda de la atención y seducir al electorado, tarea que se presenta más que difícil para la mayoría de los eventuales actores de este 2023. 

En ese marco, el gobierno provincial busca ir allanando el camino en la previa de lo que será una gran campaña y la convocatoria a docentes a una negociación salarial forma parte de dicha estrategia, entendiendo que el gremio docente mayoritario, ADOSAC, históricamente lleva adelante los reclamos más airados contra el ejecutivo santacruceño y, teniendo en cuenta que el resto de las entidades gremiales se muestran afines al mismo y en caso de lograr un acuerdo en la antesala del comienzo del año, se asegurará un transcurso «tranquilo» hacia las elecciones. 

Restará saber si la oferta conforma o no a las bases docentes o si será, un nuevo año de conflicto en el ámbito educativo y en tal caso, también para el propio oficialismo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *