Puerto San Julian

La vocal por la minoría en el Tribunal de Cuentas denuncia que el kirchnerismo quiere apartarla del cargo.

La doctora Yanina Gribaudo señaló que funcionarios que responden a la gobernadora, buscan apartarla del cargo por su identificación y participación política activa y argumenta que es para desviar el foco de atención de las más de 200 denuncias e informes presentados por la funcionaria.

La doctora Yanina Gribaudo señala persecución política por parte del oficialismo provincial que realizaron una presentación ante la presidencia del Tribunal de Cuentas, del cual es vocal por la minoría y a quien pretenden desplazar de sus funciones alegando su “participación política activa” por su militancia en la Unión Cívica Radical

La abogada señala que el motivo de la presentación está ligado a la falta de transparencia y de respuestas que brinda el gobierno provincial ante cada pedido de informe de los cuales ya realizó y presentó más de 200 en órganos públicos, de las cuales en algunas casos llegaron a ser causas judiciales.

“Esto es una persecución política, persiguen a quienes investigan y controlan, ya pasó con el procurador de justicia, Eduardo Sosa. No tengo dudas que el kirchnerismo con mi apartamiento actúa en su búsqueda de impunidad”, aseguró Gribaudo.

Además, la vocal indicó: “Estoy convencida que esto es parte de una maniobra para tapar el pasado, lograr que no se investigue, ni se avance en diferentes causas”.

Según cuenta la propia vocal, todo empezó en febrero cuando las vocales por el Ejecutivo, es decir, por el gobierno, quienes solicitaron que se la apartara por su filiación política y que se designe a otra persona en su lugar.

La nota fue acompañada con capturas de la red social Facebook de la cuenta personal de Gribaudo donde ella acompaña al senador Eduardo Costa y al precandidato presidencial por el radicalismo, Gerardo Morales. La vocal Gribaudo sostuvo: “No hay incompatibilidad en el ejercicio del cargo de la minoría y así lo respaldan distintos informes en la justicia federal, donde se avala que un vocal del Tribunal de Cuentas puede participar políticamente incluso en cargos electivos”.

“Es palpable y preocupante el desconocimiento normativo en la presentación realizada por las vocales”, sostuvo en su respuesta interna Gribaudo y agregó que la misma debería haber sido rechazada por la presidencia del organismo “por resultar fuera de su competencia como órgano de contralor y carecer de fundamentos de manera palmaria, cierta y patente”. Ante la respuesta, el presidente del cuerpo, Ramos, elevó el caso a la fiscalía de Estado, a cargo de Fernando Tanarro y en cuyo cuerpo de abogados se encuentra Romina Mercado, la hija de la gobernadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *