PROVINCIALREGIONALES

Dia histórico para los jubilados de Santa Cruz, José Luis Garrido pidió sobre tablas y derogaron por unanimidad el aporte solidario en Santa Cruz

Garrido pidió sobre tablas y derogaron por unanimidad el aporte solidario en Santa Cruz.


El diputado de SER Santa Cruz, José Luis Garrido pidió sobre tablas que se tratara un proyecto de su autoría para la derogación del aporte solidario luego de 12 años el cual alcanzaba a alrededor de 3000 jubilados y jubiladas que ya no sufrirán este descuento compulsivo. 

En referencia a ello, el impulsor de la derogación, expresó: “Es de público conocimiento que el próximo gobierno hace mención que va a terminar con este aporte solidario y teniendo en cuenta los tiempos difíciles que estamos atravesando es totalmente innecesario esperar los tiempos de la política.”  

Fundamentos del proyecto: Señor Presidente.

Traigo a consideración a este honorable cuerpo el siguiente proyecto de ley, mediante el cual se procura derogar el Aporte Solidario en Pasividad estatuido como obligatorio en el inciso “c)” del artículo 52 de la Ley N° 1782, el cual fuera incorporado en el año 2011, luego de la reforma introducida por la Ley N° 3189 al mencionado cuerpo legal.

Existe un grupo de jubilados y jubiladas, alrededor de aproximadamente 3000 personas, que se encuentran alcanzadas por el famoso “Aporte Solidario”, creado mediante Ley 3189 que modificó la Ley Provincial 1782 (art. 52), que teóricamente fue instaurado con la intención de “equilibrar” el déficit de la Caja de Previsión Social. Es paradójico, contradictorio e inmoral que los jubilados deban ser los encargados de hacerse cargo del déficit de la Caja de Previsión Social.

Así las cosas, no parece lógico que el Régimen General de Jubilaciones y Pensiones se financie por quienes ya han aportado al régimen; mucho menos en los porcentajes en los que se encuentran establecidos en el inciso que se pretende derogar, por cuanto en los hechos, el aporte obligatorio solidario en pasividad se comportaría como un tributo a la jubilación, con el agravante que ello indefectiblemente acarrea, máxime en un contexto económico como el actual, que se encuentra marcado por un fuerte aumento de la inflación, la suba de los servicios y el mantenimiento de los haberes.

En este contexto, la realidad ha demostrado que el aporte solidario en pasividad creado por la Ley N° 3189 no ha resultado idóneo para lograr el fin que se proponía, a saber: resolver el déficit de la Caja de Previsión Social. Ergo, resulta inadmisible que se mantenga vigente la figura legal que se pretende derogar y que un jubilado se encuentre compulsivamente obligado a sufrir un descuento en sus haberes por un supuesto aporte solidario, cuando existen otros mecanismos más eficaces para lograr tal fin.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *